BARRIOS DE VALENCIA: MONTEOLIVETE Y CIUDAD DE LAS ARTES Y LAS CIENCIAS

Monteolivete y la Ciudad de las Artes y las Ciencias son barrios de la ciudad de Valencia pertenecientes al distrito de Quatre Carreres.

Quatre Carreres ha sido y continúa siendo en parte una zona de huertas. A este extenso territorio se lo denominó así por las cuatro grandes vías (carreras) que partiendo de Ruzafa lo atravesaban. Estas eran la Carrera del Río, por Monteolivete hacia Nazaret; la Carrera de En Corts, por la fuente de En Corts y La Punta, hasta Pinedo; la Carrera de San Luis, por la Fuente de San Luis hacia Castellar-Oliveral; y la Carrera de Malilla, hacia el Horno de Alcedo. Todo este territorio, junto con el actual distrito de los Poblados del Sur, pasó a formar parte del municipio de Ruzafa cuando éste se creó en 1836, pero solo 41 años después, en 1877 Monteolivete, junto con todo el territorio del antiguo municipio de Ruzafa, pasó a formar parte del término municipal de Valencia.

Monteolivete está situado al sureste de la ciudad, limita al norte con Gran Vía, al este con Penya-Roja, al sur con Na Rovella y al oeste con Ruzafa y En Corts. Históricamente abarcaba un territorio más extenso que el del actual barrio, extendiéndose hasta Na Rovella, la Ciudad de las Artes y las Ciencias y parte del barrio de La Punta.

Pero ¿De donde nace el nombre de Monteolivete? En el siglo XV ya existía una ermita dedicada a la Virgen de Mont Olivet. Sobre su construcción, como es habitual existen diversas leyendas. Una cuenta que en tiempos de la reconquista, los soldados levantaron una pequeña ermita que dio nombre a la partida. La otra, ya del siglo XIII – XIV, cuenta que un vecino de Ruzafa, Pedro Aleixandre, junto con el ejercito en el que militaba fue derrotado en una batalla de las cruzadas, pero logro escapar después de haber caído como prisionero y esclavo de los musulmanes en Palestina. En la huida, a través de caminos tan lejanos, llegó extenuado hasta un olivo, bajo el cual descansó, se aclamo pidiendo ayuda a la Santísima Virgen y sobre dicho olivo se le apareció una imagen de la virgen, quedándose dormido. Al despertar del siguiente día, descubrió que se hallaba en las huertas de su Ruzafa y, junto al olivo sobre el que descansaba, había un cuadro de la Virgen que milagrosamente se le había aparecido. En Ruzafa corrió la noticia de esta aparición, por lo que las autoridades, clero y miles de personas, trasladaron el cuadro de la Virgen a la iglesia parroquial del pueblo de Ruzafa, donde por ocho días consecutivos, se festejó y obsequió a la Virgen, con invocación de Monte Olivete. Pero la Santa Imagen, milagrosamente, volvió a buscar su nicho en el olivo, por lo que se decidió que debía permanecer en el mismo punto del hallazgo y fue ahí donde se levantó la ermita. En 1767 la ermita amenazaba ruina, por lo que el clero de Ruzafa decidió demolerla y construir un nuevo templo más grande. La Iglesia de Nuestra Señora de Monteolivete se edificó entre 1767 y 1771 en estilo neoclásico, en su interior, presidiendo el altar mayor destaca el icono de Nuestra Señora de Monteolivete. El 15 de julio de 1941 se erigió en parroquia independiente.

Puesto que era un paraje amplio y tranquilo, junto a la ermita se asentaron unas barracas, conformando una pequeña hospedería en la que debían permanecer marineros y navegantes procedentes de países en los cuales había alguna epidemia. Pero en 1720 se efectuó el traslado de dicho acometido (por considerarse que estaba demasiado cerca de la ciudad) a la parte derecha de la desembocadura del río Turia, lugar donde posteriormente se asentó el pueblo de Nazaret.
Otro de los edificios de referencia de Monteolivete es el Museo fallero (Museu faller), uno de los más visitados de la ciudad. Está situado en el antiguo convento de San Vicente de Paúl, donde se conservan los “ninots” premiados cada año desde 1934.

Paseo entre la capital y las playas de Nazaret, ya desde siglos anteriores, la Carrera del Río se convirtió en un popular lugar donde dar un ameno paseo por el río. Pero tras el desvío del rio Turia por la gran riada de 1957, en la que entre otros el barrio de Monteolivete fue inundado en su totalidad, el viejo cauce se convirtió en los años 80 en un gran jardín.

En el mismo cauce cabe a su vez destacar, entre innumerables rincones de excelente belleza y zonas donde poder realizar actividades lúdicas y deportivas, el parque Gulliver, lugar de ocio y divertimento para los más pequeños.

Al final del parque del rio nos encontramos con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, perteneciente al barrio con este mismo nombre y al distrito de Quatre Carreres. Este barrio está situado al sureste de la ciudad y limita al norte con Penya-Roja, al este con La Punta, al sur con Fuente San Luis y al oeste con Na Rovella. Pero sin lugar a dudas, lo más relevante de este barrio es su complejo científico cultural cuyas obras se iniciaron a finales de 1994 y que constituyen hoy en día, uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad de Valencia. Sorprende por su arquitectura por la majestuosidad y el lugar privilegiado donde se ha construido, en sus casi dos kilómetros a lo largo del antiguo cauce del rio Turia. Un espacio único donde aprender y disfrutar de la ciencia, la naturaleza y la tecnología para toda la familia, siendo hoy en día el complejo científico cultural más importante de Europa con las siguientes instaciones: el Hemisfèric, cine IMAX, 3D y proyecciones digitales; el Umbracle, mirador ajardinado y aparcamiento; el Museu de les Ciències, innovador centro de ciencia interactiva; el Oceanogràfic, el mayor acuario de Europa; el Palau de les Arts Reina Sofía, dedicado la programación operística; y el Ágora, espacio multifuncional.

Hasta bien entrado el siglo XX, Monteolivete era una zona de población dispersa, pero a partir de la década de los años 60 se ha visto integrado en el entramado urbano de la ciudad. En 1979, durante la construcción de la autovía del Saler, se derribó buena parte del caserío, desapareciendo posteriormente la práctica totalidad, con la construcción de las nuevas edificaciones que han ocupado totalmente el espacio de las huertas. Actualmente es un barrio eminentemente residencial, con una población que supera los 22.000 habitantes, donde la convivencia pacifica y multicultural enriquece el día a día de sus gentes. Por lo que respecta al barrio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la densidad de población es mucho menor, donde viven unos 6.000 habitantes. No por estar en unas zonas tan exclusivas se dejan de lado los servicios, porque podemos disfrutar de una numerosa variedad de colegios, institutos, centro de especialidades médicas, polideportivo, comercios, plazas, parques, una buena combinación de línea de autobuses, taxis y a pocos minutos caminando del centro. Lugar de historias contadas, calladas, otras veces inventadas navegando entre el mito y la razón, donde la historia, es la historia de sus calles, de sus edificios, de sus gentes y de su día a día, es la historia de sus costumbres, unas perdidas, algunas recuperadas, otras renovadas y algunas tristemente olvidadas. Pero sobre todo Monteolivete es testigo y participe del progreso, y junto la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la modernidad, de la evolución y del desarrollo, por ello puede presumir hoy en día de ser unos de los barrios más emergentes de Valencia por todo esto y mucho más…
Monteolivete y
la Ciudad de las Artes y las Ciencias,
un lugar donde da gusto vivir.

 


Oficina Expercasa en Monteolivete

 

Si le ha gustado este barrio y le apetece vivir en él, en Expercasa podemos ayudarte a encontrar la vivienda que mejor se adapta a tus condiciones.

Las oficinas Expercasa nos especializamos en el barrio que estamos situadas, por lo que si busca vivienda en esta zona no dude en contactarnos. La oficina especializada en este barrio está situada en:
C/ Escultor José Capuz, 30  | Valencia
Tlf: 96 115 39 92

6